Image by Amos Bar-Zeev

BODEGAS

PAGO DE CARRAOVEJAS

El viñedo se halla a una altitud media de 850 m, sobre una ladera perpendicular al río Duero que atraviesa la localidad de Este a Oeste. El terreno de los viñedos de Pago de Carraovejas es suavemente ondulado, llano en el centro del valle; escarpado y abrupto conforme ascendemos.

En los viñedos de Pago de Carraovejas se cultivan tres variedades de vid: Tinto Fino (Tempranillo), Cabernet Sauvignon y Merlot con diferentes sistemas de cultivo: Doble Cordon Royat y eje vertical, con dos tipos de viticultura adaptadas a la orografía de la finca que se puede definir como viticultura tradicional en el valle y viticultura de montaña, en unos casos con pendientes superiores al 20% y en otros con un sistema de terrazas en las laderas con excesiva pendiente.

De cara al futuro se siguen ampliando las plantaciones en las zonas que permite la orografía, buscando mejorar y adaptar el cultivo año tras año, por medio de una selección clonal de nuestros mejores “canteros” consiguiendo así una excelente materia prima para conformar los vinos que elaboramos.

Para ello, y basándonos en el concepto de la viticultura de precisión, se continúa en una permanente reestructuración y modernización de la finca. Se homogeneizan variedades en parcelas que consideran necesario, se cambian los patrones originarios por otros más aptos para el tipo de suelo, se reorientan las parcelas buscando mayor insolación, se usan sistemas de conducción en el viñedo con nuevas estructuras…, pero siempre con el objetivo final de mejorar la calidad y conseguir el equilibrio en el conjunto de las cosechas.

Todos estos factores, sumados a los trabajos que a la sombra de los viñedos realiza toda la plantilla y tras una sigilosa y minuciosa elaboración de los vinos, definen el sello “Pago de Carraovejas”.

Ubicada a tres kilómetros de Peñafiel, en la solana de los valles del río Botijas, un apéndice del valle del Duero, del que tan sólo le separan cuatro kilómetros, la finca goza de un microclima en el que se conjugan los efectos dulcificadores del río Duero, los vientos dominantes del Oeste, que favorecen la buena sanidad de la uva, y la orientación Sur de sus laderas de suaves pendientes, protegidas del dañino viento del Norte, así como de las heladas primaverales y otoñales.

Es de este modo, con esta ubicación estratégica junto con la intervención humana, mediante los molinos antihelada que posee la finca y los sistemas de riego con los que está dotada, que mitigan los efectos de la helada negra y evitan el congelamiento interno de la vegetación como se consigue lo que necesita un buen viñedo: sol y aire, convirtiendo a la finca en un baluarte con una uva extraordinaria.

La materia prima en Pago de Carraovejas, desde la máxima selección y un exhaustivo control de la misma durante todo el proceso de madurez, supone uno de los grandes pilares en los que se sustenta el éxito y la personalidad de nuestros vinos.

Las tres variedades de uva empleadas en la elaboración, Tinto Fino, Cabernet Sauvignon y Merlot, fueron especialmente seleccionadas desde un principio por sus características y cada una de ellas requiere de un minucioso trabajo desarrollado manualmente y adaptado a las exigencias que cada una determina para conseguir siempre su óptima maduración y su adecuada sanidad.

Nuestra uva es resultado de un arduo y constante trabajo a pie de viña ejecutados en los meses precedentes a la vendimia con el objetivo de autolimitar la cantidad producida en pro de favorecer una mayor calidad. Estos trabajos como la poda en seco, poda en verde, desnietado, aclareo de racimos, deshojado son realizadas a pie de viña y están acompañadas de otras labores mecanizadas como el despuntado, pase de binadores con entrecepas en algunas parcelas, otras con cubierta vegetal, tratamientos dentro de un marco de viticultura integrada y lo más ecológica posible, correcciones nutricionales y aportes hídricos…, siguiendo las últimas y más modernas tecnologías de la Viticultura de precisión. Con estos trabajos se consigue definir la uva que será vendimiada y las características qué va a obtener: grado, concentración polifenólica, pH, acidez…

La fecha de vendimia es una de las decisiones más importantes que se toma en la bodega y viene determinada por una serie de factores muy complejos como son parámetros climáticos, evolución del ciclo de la vid y amplios análisis de uva.

Para ello se reúnen todos los técnicos de la bodega y el viñedo y en base a los datos que se han ido recogiendo durante los meses de muestreo y la evolución de los mismos, se decide cuál es la fecha más idónea para comenzar esta tarea. La uva utilizada en nuestra bodega procede de nuestros propios viñedos así como de colaboradores externos fruto de un meticuloso trabajo de muestreo por toda la Ribera del Duero examinando su evolución y maduración.

Más información.

DISTRIBUCIONES FARRAPEIRA

​​Pol.ind, Fase II, Calle 6, parcela 44
24391, Ribaseca, León

No te pierdas nuestras ofertas y novedades

Logo.png
0